Una forma diferente de saber lo que está pasando.

¿Es viable permitir la entrada de refugiados haitianos a la República Dominicana?

En medio del crecimiento de la crisis en Haití, con la renuncia del gobierno, el control de las bandas, los asesinatos y la inseguridad en las calles, así como la violación de los Derechos Humanos, la Agencia de la ONU para los Refugiados, ACNUR, solicitó a la República Dominicana que recibiera a los haitianos que ingresan al país.

"Los haitianos deben recibir la protección de refugiados y no ser devueltos a su país, donde las bandas causan terror", indicó ACNUR el miércoles. Por su parte, el Gobierno Dominicano expresó que su política consiste en deportar a Haití a todas las personas que se encuentran ilegalmente en el territorio.

ACNUR considera que los solicitantes de asilo procedentes de Haití que se encuentren en alguno de los perfiles de riesgo, como activistas políticos, opositores del gobierno, personas que se oponen a las pandillas, jueces y abogados involucrados en la lucha contra la corrupción, periodistas, mujeres y niñas, así como niños, pueden necesitar protección internacional como refugiados, dependiendo de las circunstancias individuales.

La controversia entre la República Dominicana y ACNUR radica en si los haitianos pueden considerarse personas refugiadas. Para responder a esta pregunta, es importante referirse al Pacto Mundial sobre los Refugiados.

La República Dominicana es miembro de las Naciones Unidas desde 1945 y se comprometió a defender los Derechos Humanos. Sin embargo, el Pacto Mundial sobre los refugiados no es obligatorio legalmente, representa una voluntad política de fortalecer la cooperación y solidaridad con los refugiados y los países de acogida.

¿Quién es considerado refugiado?

Según ACNUR, una persona refugiada es aquella que ha tenido que abandonar su país debido a persecución por motivos de raza, religión, nacionalidad, opiniones políticas o pertenencia a un grupo social determinado, tal como lo establece la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951.

De esta forma, algunos haitianos podrían ser considerados refugiados si están siendo perseguidos por algunos motivos mencionados. ACNUR se basa en la Declaración de Cartagena de 1984, la cual extiende la protección como refugiados a las personas afectadas por circunstancias que perturben el orden público en el país y por la violencia generalizada en áreas impactadas por actividades de pandillas.

La acogida de refugiados implica una inversión de recursos, infraestructura y tiempo. La validez de acoger a haitianos como refugiados en la República Dominicana plantea cuestiones sobre sostenibilidad y capacidad de respuesta del país. ¿Es viable acoger a los haitianos dadas las condiciones del país?

¿Acoger a los haitianos es sostenible para la República Dominicana?

La Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951 establece que los Estados deben otorgar un trato favorable a los refugiados en términos de vivienda, educación y trabajo. A pesar de ser un país en crecimiento, la República Dominicana enfrenta problemas en estos aspectos, lo que plantea dudas sobre su capacidad para acoger a los haitianos sin afectar su propia población.

La solución para Haití podría estar en ayudar a la población en su territorio en lugar de trasladarla a otro país. La decisión de acoger a los haitianos como refugiados es compleja y plantea desafíos para la República Dominicana en términos de sostenibilidad y capacidad de respuesta.

Website | + posts

Somos EL TESTIGO. Una forma diferente de saber lo que está pasando. Somos noticias, realidades, y todo lo que ocurre entre ambos.

Todo lo vemos, por eso vinimos aquí para contarlo.

Te puede interesar