Una forma diferente de saber lo que está pasando.

Los titanes son las estrellas en "Godzilla x Kong: The New Empire"

No había duda de quiénes eran las estrellas en “Godzilla x Kong: The New Empire” (“Godzilla y Kong: El nuevo imperio”).

No eran Rebecca Hall, Brian Tyree Henry, Dan Stevens ni ninguno de los humanos. Como bien saben los actores, desde los albores del cine, el nombre de la estrella es el que aparece en el título de la película, aunque en este caso los protagonistas nunca se dieron una vuelta por el plató.

“Ellos son los astros de la película”, dijo Hall a The Associated Press. “Nosotros sólo somos el contrapeso”.

O, como dijo Stevens: “Somos el espectáculo secundario”.

La película, que se estrena en cines de todo el mundo el 29 de marzo, es una secuela de “Godzilla vs. Kong”, el enfrentamiento de 2021 entre Godzilla, de 119 metros (393 pies), y Kong, de 102 metros (337 pies).

También es la continuación del Monsterverse de la productora Legendary que se remonta a “Godzilla” de 2014 y “Kong: Skull Island” (“Kong: La Isla Calavera”) de 2017.

La interrogante de “a dónde ir después del versus” entre los dos monstruos no parecía difícil de resolverse para el cineasta Adam Wingard.

Escuchó los gritos y vítores en el cine cuando los gigantes lucharon juntos contra el robótico Mechagodzilla y para la secuela sabía que necesitaban formar equipo.

“La última película en la superficie parece una película en la que todo está revuelto: luchamos por todo el mundo, hacemos todas estas cosas locas. Pero todavía queda mucho por hacer”, dijo Wingard.

  • “Estas películas pueden sostenerse con los titanes, los monstruos, como punto de vista”.

“Godzilla x Kong” tiene largas secuencias de narración sin diálogos enfocadas sólo en los monstruos, especialmente Kong, quien ha encontrado su hogar en Hollow Earth, pero se siente un poco solo.

También presenta varios titanes nuevos, incluido Skar King de 96 metros (318 pies) de altura y un mini Kong llamado Suko de 45 metros (149 pies).

Para Wingard, fue innovador hacerlo en una película de esta escala y también una especie de sueño hecho realidad. Es, dijo, la película que quería ver a los 10 años, cuando se enamoró por primera vez de las películas de Godzilla.

Expandir imagen
https://eltestigo.do/wp-content/uploads/2024/03/los-titanes-son-las-estrellas-en-godzilla-x-kong-the-new-empire.jpg

Infografía

Brian Tyree Henry, de izquierda a derecha, Rebecca Hall, Kaylee Hottle, y Dan Stevens posan para promover Godzilla x Kong: The New Empire el lunes 18 de marzo de 2024, en Nueva York. (MATT LICARI/INVISION/AP)

“Todo el impulso que tuve para mí como cineasta al hacer esta película fue tratar de atraer al niño de 10 años que llevo dentro”, dijo Wingard. “Como esa fue mi iniciación en todo el asunto, creo que todavía estoy apuntando hacia ese niño, tratando de mostrarle un buen momento”.

EL FACTOR HUMANO

Amar las películas de Godzilla y hacer una es algo completamente diferente. Basta con preguntarle a los actores.

“En la primera película no sabía qué esperar. No sabía qué tan grande era la película”, dijo Kaylee Hottle, quien es sorda, a través de un intérprete. “Y al final pensé, oh, eso fue genial”.

Hottle tenía 10 años en esa primera película y 15 durante el rodaje de la segunda, en la que trabajó más estrechamente con Hall, quien hace el papel de su madre adoptiva.

“Hubo una curva de aprendizaje muy empinada que escaló por completo en muy poco tiempo”, dijo Hall. “En este caso, ella era mucho mayor, más sabia e inteligente en todo”.

Hall también estaba emocionada de finalmente compartir algunas escenas (y diálogos) con Henry, de vuelta como el monstruoso fan/bloguero de las teorías de la conspiración Bernie Hayes.

“Recuerdo que en la primera estaba bastante triste porque Brian y yo solo teníamos un día de filmación juntos para la escena final”, recordó Hall.

Henry estuvo de acuerdo, “había mucho juego que queríamos tener en esta” y sabían que estaban en buenas manos con Wingard, que es un “niño de corazón”.

  • En Halloween, llegó al set vestido como director de la década de 1930.

Stevens es el novato. Protagonizó el thriller de Wingard de 2014 “The Guest” (“El huésped”). Su personaje, Trapper, es un veterinario de titanes con una camisa hawaiana.

“Creo que su propuesta para mí fue una escena en particular en la que mi personaje vuela una loca nave espacial a través de criaturas eléctricas que zumban, con diálogos geniales”, dijo Stevens. “Yo pensé ‘eso parece genial’”.

Henry dijo que el personaje era un poco como el de Patrick Swayze en “Road House”.

Stevens agregó: “Con una pizca de Ace Ventura”.

FILMAR CON MONSTRUOS

Los actores se mantuvieron cuerdos los días de filmación con pantalla verde (de efectos visuales) con un tipo con un dedo de espuma o una pelota de tenis en un palo para ayudar a que sus ojos se enfocaran en el lugar correcto.

Todos están de acuerdo en que el “cuello Kong” (poner el cuello en el ángulo adecuado para contemplar a los titanes durante largos períodos de tiempo) puede ser una verdadera lucha.

Y así como los actores no se entrenan formalmente mirar a Kong, los directores tampoco reciben instrucciones sobre cómo hacer una película como esta. Wingard dijo que al final de la primera, había comenzado a sentirse cómodo.

“Puedes leer todos los números anteriores de la revista Cinefex que existen, pero ¿hasta que realmente estés haciendo una de estas cosas y aprendas a enmarcar el ángulo de los ojos de los personajes que miran a monstruos de 300 pies de altura y trates de obtener reacciones emocionales de eso? Hay muchas formas de crear estos monstruos también”, dijo.

“Casi la mitad son secuencias totalmente animadas. Es como si estuvieras

Website | + posts

Somos EL TESTIGO. Una forma diferente de saber lo que está pasando. Somos noticias, realidades, y todo lo que ocurre entre ambos.

Todo lo vemos, por eso vinimos aquí para contarlo.

Te puede interesar