Una forma diferente de saber lo que está pasando.

Medidas para prevenir la enfermedad arterial periférica

Artículo sobre la Enfermedad Arterial Periférica

La mayoría de las personas están familiarizadas con los ataques cardíacos que ocurren debido al bloqueo de una arteria coronaria. Sin embargo, el cuerpo tiene dos sistemas arteriales: el sistema de la arteria coronaria, conectado al corazón, y el sistema arterial periférico, que incluye las arterias que llevan sangre oxigenada a los brazos, piernas, cerebro y otras partes del cuerpo.

"Al igual que las arterias coronarias, las arterias periféricas pueden enfermarse. Esta afección, conocida como enfermedad arterial periférica o EAP, estrecha las arterias y reduce el flujo sanguíneo debido a la acumulación de depósitos de grasa y calcio en las paredes arteriales", explica el Dr. Michel Barsoum, especialista en medicina vascular.

Esto puede causar claudicación, donde se experimentan dolores y calambres musculares al realizar actividades, pero que suelen desaparecer tras el reposo.

Infografía

Fumadores y diabéticos tienen un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad arterial periférica, según el Dr. Barsoum.

Otros factores de riesgo incluyen:

  • Índice de Masa Corporal superior a 30.
  • Historia familiar de EAP, enfermedad cardíaca o ACV
  • Presión arterial alta.
  • Colesterol alto.
  • Aumento de la edad, especialmente si tiene 65 años o más.

Los síntomas incluyen:

  • Dolor o calambres en los brazos al tejer, escribir u otras tareas manuales.
  • Cambios en el color de las piernas o brazos.
  • Sensación de frío en las partes inferiores de las piernas o pies, incluso después de caminar en climas cálidos.
  • Heridas en los dedos de los pies, piernas o pies que no sanan.
  • Debilitamiento del pulso en el pie.
  • Disfunción eréctil en hombres.
  • Pérdida de vello en las piernas.

Infografía

"Si las arterias que van desde el cuello hasta el cerebro se ven afectadas, los síntomas pueden incluir dificultad para hablar, debilidad en los brazos y piernas o pérdida de la visión. Si experimenta alguno de estos síntomas, consulte a un especialista en medicina vascular para que realice un examen físico y revise su historial de salud", dice el Dr. Barsoum.

El examen implica detectar un pulso en la arteria del cuello afectada y compararlo con el de la arteria del cuello no afectada. Los especialistas en medicina vascular tienen diversas herramientas para ayudar a manejar los síntomas y retomar las actividades habituales.

Por ejemplo, si puede caminar algunas cuadras con poco dolor, pueden recetarle medicamentos como aspirina, estatinas o anticoagulantes, y también discutir formas de modificar los factores de riesgo como dejar de fumar, controlar la presión arterial, el colesterol y la diabetes, o aumentar la actividad física.

Si los síntomas son más severos, como la intolerancia al dolor al caminar, es probable que se realicen pruebas adicionales como ecografías o angiografías para determinar la ubicación y grado del bloqueo, y así considerar opciones quirúrgicas.

"La prevención de la enfermedad arterial periférica es siempre el mejor tratamiento. Deje de fumar, mantenga una dieta saludable, haga ejercicio regularmente, controle el azúcar en sangre, mantenga un peso adecuado y controle la presión arterial y el colesterol", destaca el Dr. Barsoum.

Además, si tiene factores de riesgo, evite ciertos medicamentos para el resfriado que contienen pseudoefedrina, ya que pueden empeorar los síntomas.

Website | + posts

Somos EL TESTIGO. Una forma diferente de saber lo que está pasando. Somos noticias, realidades, y todo lo que ocurre entre ambos.

Todo lo vemos, por eso vinimos aquí para contarlo.

Te puede interesar