Una forma diferente de saber lo que está pasando.

Tusi en Medellín: Efectos negativos para la salud debido al consumo de drogas

Colombia es el principal productor de cocaína a nivel mundial debido a la producción de hoja de coca, la materia prima de esta droga. A pesar de esto, en los últimos tiempos el tráfico de cocaína se ha visto afectado por la aparición de drogas sintéticas. Las autoridades están preocupadas por el aumento de pacientes con problemas vinculados al consumo de estas sustancias, especialmente del Tusi.

En las noches del sábado en Medellín, la fiesta está en su punto máximo. En el barrio "Poblado", situado al sur de la ciudad, la música llena cada rincón. Este barrio es el más animado y turístico de Medellín, con bares, discotecas, restaurantes y hoteles que atraen a turistas durante todo el año.

El Tusi es una droga muy popular que está disponible incluso en los lugares de fiesta y se consume en los hogares de los residentes. Se trata de una sustancia psicoactiva derivada de una mezcla rudimentaria de componentes como ketamina, éxtasis y cafeína, a la que se le añade un colorante para darle su característico tono rosado.

El precio del Tusi oscila entre los 70,000 y 200,000 pesos por gramo, lo que la convierte en una droga costosa reservada para personas con buenos ingresos. Sin embargo, al mezclarse con otras sustancias, su precio tiende a bajar, aumentando su disponibilidad para un mayor número de consumidores de diferentes clases sociales.

Producción en laboratorios caseros

La producción del Tusi se realiza de forma artesanal y doméstica. En un barrio popular de Medellín, un grupo de jóvenes ha instalado un laboratorio para producir esta droga sintética, preparando el polvo rosado para su venta nocturna.

No se ha logrado entrevistar a los vendedores de esta droga, quienes muestran gran desconfianza, pero un fotógrafo profesional ha logrado obtener algunas imágenes de la mercancía. Estas sustancias se preparan con ingredientes relativamente accesibles, como un microondas y un mortero.

El consumo de Tusi puede causar infartos, según los médicos

En los últimos meses, los hospitales y centros toxicológicos del país han registrado un aumento en el número de pacientes con problemas derivados del consumo de Tusi. El Dr. Jorge Alonso Marín, toxicólogo de la clínica Soma de Medellín, confirma esta tendencia.

Los efectos del Tusi en el organismo pueden ser graves, incluyendo episodios de presión arterial alta, taquicardia, pupilas dilatadas, agitación, entre otros. Además, el consumo de esta droga puede aumentar el riesgo de sufrir un infarto u otras complicaciones de salud.

El número de pacientes con problemas relacionados con el consumo de Tusi también está aumentando en otras regiones de Colombia. Centros de desintoxicación como Narconon en las cercanías de Bogotá están recibiendo cada vez más personas con dependencia de esta droga.

El tratamiento de desintoxicación del Tusi es más complejo y duro que el de otras drogas callejeras. La sensación de abstinencia puede ser más intensa, lo que dificulta el proceso de recuperación para los pacientes.

Tusi, un cóctel altamente adictivo

Narconon recibe a numerosos pacientes para tratamientos de desintoxicación que duran de cuatro a seis meses. Uno de los pacientes, Luis Miguel Zapata, describe su experiencia con el Tusi como una droga que genera relajación, euforia y distorsiones sensoriales, volviéndose muy adictiva para algunos consumidores.

La prevalencia del consumo de Tusi se observa principalmente en personas de entre 18 y 34 años, y su popularidad ha aumentado en los últimos diez años. La llegada de drogas sintéticas más potentes, como el fentanilo, ha generado mayor preocupación en las autoridades sanitarias debido a sus efectos extremadamente fuertes.

El consumo de cocaína en descenso en Colombia

A medida que las drogas sintéticas ganan terreno en Colombia, el mercado de drogas clásicas como la cocaína está en declive, ya que ha perdido clientes que prefieren probar sustancias como el Tusi o el fentanilo en su lugar.

Esta situación ha llevado a una disminución en la demanda de hojas de coca, lo que ha generado excedentes en la producción de esta materia prima. Los precios han caído considerablemente en los últimos años, y muchos productores de hoja de coca están optando por cultivar otros productos como plátanos, café o cacao.

En respuesta a estos cambios, el presidente Gustavo Petro ha propuesto modificar la estrategia de lucha contra el narcotráfico en Colombia, buscando una colaboración más estrecha con los productores de hoja de coca en lugar de recurrir a la represión automática.

Negociaciones con grupos delictivos

Las autoridades han detectado reuniones clandestinas entre narcotraficantes locales y extranjeros en varias ciudades colombianas, como Cali, Barranquilla y Bogotá. El gobierno de Gustavo Petro ha iniciado conversaciones con diversos grupos delictivos para negociar una rendición pacífica, en busca de alcanzar una paz duradera en el país. Incluso el Clan del Golfo, uno de los grupos narcotraficantes más poderosos de Colombia, estaría considerando iniciar un proceso de negociación.

Website | + posts

Somos EL TESTIGO. Una forma diferente de saber lo que está pasando. Somos noticias, realidades, y todo lo que ocurre entre ambos.

Todo lo vemos, por eso vinimos aquí para contarlo.

Te puede interesar