Una forma diferente de saber lo que está pasando.

Argumentos de los ciudadanos de la República Dominicana para trasladarse a naciones extranjeras

Artículo sobre Emigración Dominicana

Los bajos salarios, el alto costo de la vida y la desigualdad social, son algunas de las razones que empujan a los dominicanos a migrar a otros países, siendo Estados Unidos y España los principales destinos de los 2,846,716 criollos que residían de manera oficial en el extranjero para el año 2023.

Un gran número de dominicanos visualiza su futuro lejos de su territorio. Esto hace a la República Dominicana un país de emigrantes, lo que se ha venido dando desde hace décadas, a pesar del crecimiento económico y la estabilidad política que exhibe la nación, destaca la BBC en un reportaje reciente.

La tendencia a la emigración de los dominicanos comenzó en los años de 1990 y solo se interrumpió parcialmente en los dos años de pandemia.

A pesar de la pausa, solo entre 2021 y 2022 la comunidad dominicana en el extranjero pasó de 2,531,618 a 2,835,593, para un aumento de 303,975 (12 %), según los datos del Instituto de Dominicanos y Dominicanas en el Exterior (Index).

La BBC resalta que en términos migratorios, el país muestra un saldo negativo, ya que el año pasado se fueron 29,000 personas más de las que entraron, citando cifras del Banco Mundial.

La desigualdad

El medio europeo cita la desigualdad como el primero en la lista de motivos que llevan a los dominicanos a dejar su país.

“Aquí no hay crisis económica desde el año 2003-2004. Hay un problemita con la inflación, pero es moderada, no está fuera de control y el peso se ha mantenido muy estable”, indicó al medio la politóloga dominicana Rosario Espinal, profesora emérita de sociología en Temple University, Filadelfia.

A este panorama descrito por Espinal se suma la recuperación histórica del sector turismo desde la pandemia y las remesas que aportan al Estado más de 10,000 millones de dólares.

Sin embargo, esa prosperidad no se refleja necesariamente en el día a día de gran parte de la población.

El sociólogo Juan Miguel Pérez advirtió que el dominicano migra "porque no tiene esperanza de que ese crecimiento sea compartido con ellos", así como por falta de oportunidades y un sentimiento de discriminación entre jóvenes de orígenes humildes frente a aquellos con privilegios "por apellido, por vínculos primarios".

Pérez aseguró que “el problema de la migración no es solamente un problema económico, que lo es, pero es también un problema de ver que otro tiene oportunidades y yo no las tengo”.

Salarios y costo de la vida

A pesar de la estabilidad macroeconómica, la economía de la República Dominicana es de bajos salarios, apuntó Rosario Espinal.

El salario promedio mensual en República Dominicana es de 33,600 pesos (US4), según un reciente informe del Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo (MEPyD).

Los empleados de la industria minera y el sector financiero son los mejor remunerados con más de 1,000 dólares mensuales; los de la administración pública, comunicaciones, comercio y salud integran el nivel medio con ingresos entre 500 y 700 dólares; y los más desfavorecidos son los trabajadores agropecuarios con menos de 450 dólares.

En el caso de los trabajadores no cualificados es muy difícil alcanzar un estándar de vida medianamente aceptable, que no es logrado ni por los que están cualificados, señala la BBC, lo que empuja a muchos a abandonar el país en busca de "una mejor vida".

“El costo para una persona o una familia que aspire a vivir como clase media es alto, así que mucha gente que no lo logra dice, yo me voy, porque en Estados Unidos puedo ganar más del doble de lo que ganó aquí”, sentencia Espinal.

Familias en el extranjero

Una parte importante de la migración dominicana es de reunificación familiar, afirma el demógrafo José Miguel Guzmán consultado por el medio.

“Muchos padres y madres se fueron al exterior sin sus hijos, mujeres sin sus maridos o maridos sin sus mujeres. Y luego, en muchos casos, los reclaman para reunificar la familia una vez que se legalizan y tienen su permiso de residencia en Estados Unidos, por ejemplo”, explica.

Por su parte, el sociólogo Pérez destaca que “los dominicanos tienen una alta tasa de legalización” en el país norteamericano.

“Estados Unidos cambió la ley de migración en 1965 y estableció la reunificación familiar, con lo que muchos dominicanos podían pedir a sus familias. Por eso aquí se van familias enteras, y en especial de escasos recursos”, agrega.

El creciente número de dominicanos en el exterior impactan en las remesas que son un activo crucial tanto para mantener el imparable crecimiento económico como para garantizar la subsistencia de las familias dominicanas y compensar hasta cierto punto las desigualdades de ingresos, dice la BBC.

En el caso del saldo migratorio negativo, el medio advierte que esto no afecta a la población de República Dominicana, que aumenta a un ritmo aproximado del 1% anual, ya que los nacimientos -la tasa de fecundidad fue de 2.2 hijos por mujer en 2023- sobrepasan cada año al número total de dominicanos que mueren o abandonan el país.

Website | + posts

Somos EL TESTIGO. Una forma diferente de saber lo que está pasando. Somos noticias, realidades, y todo lo que ocurre entre ambos.

Todo lo vemos, por eso vinimos aquí para contarlo.

Te puede interesar