Una forma diferente de saber lo que está pasando.

Es necesario regular la autopista Fernández Domínguez

La autopista coronel Rafael Fernández Domínguez, anteriormente conocida como San Isidro, representa un riesgo para conductores y peatones debido al uso indebido de la vía por parte de vehículos que circulan en sentido contrario, estacionamiento en aceras y violaciones constantes al sistema de semaforización.

Uno de los principales problemas radica en el uso indebido de la vía en sentido contrario en la marginal sur de este a oeste, lo cual va en contra de la Ley 63-17 de tránsito y pone en peligro la vida de los conductores, como señala Margarita Luciano, residente en la zona.

"Algunas personas, para evitar tener que ir hasta el retorno, circulan en sentido contrario y otros retroceden. Afortunadamente, no ha habido accidentes hasta ahora, pero si esta situación no se controla, ocurrirá uno", expresó.

Otro residente, Manuel, comentó que "el caos promovido por conductores irresponsables pone en peligro la vida de muchas personas, porque, sin previo aviso, se encuentran cara a cara con un vehículo que circula en sentido contrario de este a oeste desde el semáforo de la Hípica".

Se observa una situación similar en la calle J. Bienvenido Jiménez, una importante arteria vial por la cual muchos conductores transitan para llegar a la avenida Ecológica. Además, vehículos como camiones y guaguas amarillas que transportan empleados de la zona franca se estacionan en el carril derecho, dificultando el flujo vehicular.

En la autopista Fernández Domínguez, vendedores ambulantes estacionan sus vehículos para vender frutas y otros productos, afectando aún más el flujo vehicular en la zona.

Además de estos problemas, la autopista Fernández Domínguez presenta deterioro en el pavimento, lo cual ha requerido intervención en varios puntos. Asimismo, en la marginal norte se acumula agua cada vez que llueve.

Vírgilio Rodríguez, residente en el proyecto habitacional Cayena, mencionó que las personas continúan estando en peligro de ser embestidas por vehículos, ya que las autoridades no han cumplido con la promesa de construir pasos peatonales seguros.

Lamentablemente, las autoridades de la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (Digesett) no han tomado medidas para abordar estas problemáticas.

Te puede interesar