Una forma diferente de saber lo que está pasando.

La futura mandataria de México asegura una amplia conversación sobre reformas

La política de izquierda Claudia Sheinbaum, quien fue virtualmente elegida como presidenta de México, se comprometió el lunes a realizar una discusión amplia sobre la controvertida reforma judicial propuesta por el presidente saliente Andrés Manuel López Obrador, tema que ha generado preocupación en los mercados.

Ambos líderes se reunieron por dos horas para comenzar la transición en el poder y discutir un paquete de modificaciones a la Constitución presentado por López Obrador en febrero, incluida la reforma judicial.

Sheinbaum expresó que la reforma al poder judicial debería ser discutida por barras de abogados, facultades de derecho, ministros y magistrados. Por su parte, López Obrador ha propuesto, entre otros puntos, permitir que los jueces y magistrados sean elegidos mediante voto popular.

Sheinbaum señaló que la modificación podría ser aprobada en los primeros meses de su gestión, a pesar de que López Obrador había manifestado previamente su intención de impulsar la votación de la reforma antes de dejar la presidencia.

El partido oficialista Morena, liderado por López Obrador y Sheinbaum, obtuvo una victoria contundente en las elecciones recientes y parece estar en camino de tener una mayoría en el Congreso, lo que les permitirá llevar a cabo reformas constitucionales.

Este escenario ha generado nerviosismo en los mercados financieros, con la bolsa cayendo un 6.01% el 3 de junio y el peso mexicano perdiendo un 4.3% en la misma jornada.

Sheinbaum declaró que no cree que la transición tenga un impacto significativo en la economía y destacó la solidez de la economía mexicana durante su reunión con López Obrador.

Además, anunció que se reunirá con una comitiva del gobierno de Estados Unidos y presentará propuestas de reforma constitucional, como becas para estudiantes de primaria, ayudas para mujeres de cierta edad y modificaciones al sistema de pensiones para trabajadores del Estado.

La líder de izquierda, que ganó con cerca del 60% de los votos, asumirá la presidencia el 1 de octubre mientras que el nuevo Congreso iniciará sesiones el 1 de septiembre.

En los próximos días, se espera que sea declarada presidenta electa para el periodo 2024-2030, aunque la opositora Xóchitl Gálvez anunció que impugnará la elección debido al presunto uso del aparato de Estado a favor de Sheinbaum.

Los partidos tienen hasta el jueves para presentar sus inconformidades ante el tribunal federal electoral, aunque analistas consideran que es improbable que el resultado de la votación cambie a pesar de las posibles interferencias.

Website | + posts

Somos EL TESTIGO. Una forma diferente de saber lo que está pasando. Somos noticias, realidades, y todo lo que ocurre entre ambos.

Todo lo vemos, por eso vinimos aquí para contarlo.

Te puede interesar