Una forma diferente de saber lo que está pasando.

La Organización de las Naciones Unidas advierte sobre el aumento de la tensión en el conflicto de Birmania

El líder de las Naciones Unidas, António Guterres, ha expresado su preocupación por el aumento de la violencia en Birmania y ha pedido la protección de todos los civiles, así como ha manifestado su inquietud por las consecuencias de la nueva ley de reclutamiento militar obligatorio, que incluye a jóvenes, entre ellos rohinyás.

En un comunicado divulgado por Farhan Haq, viceportavoz de Guterres, se destaca la expansión del conflicto en Rakáin, estado donde reside la minoría musulmana rohinyá, no reconocida como ciudadanos por Birmania, lo que ha provocado desplazamientos y agravado las vulnerabilidades y discriminación preexistentes.

El secretario general hace un llamado a todas las partes para evitar aumentar las tensiones y muestra su alarma ante los informes de bombardeos militares, incluyendo uno que habría causado la muerte y heridas a civiles en Minbya, Rakáin. También está preocupado por las detenciones y el reclutamiento forzoso de jóvenes rohinyás, así como por el impacto de la ley militar en los derechos humanos y en las comunidades de Birmania.

El gobierno militar en el poder en Birmania desde el golpe de Estado en febrero de 2021 puso en marcha la ley de reclutamiento militar obligatorio, que obliga a civiles de entre 18 y 35 años (hombres) y 18 y 27 años (mujeres) a servir en el ejército por hasta dos años a partir de abril.

Se ha reportado que el reclutamiento forzoso de rohinyás ya ha comenzado, siendo llevado a cabo por el mismo Ejército que en 2017 llevó a cabo una campaña de persecución contra esta minoría, provocando el éxodo de cientos de miles de personas hacia Bangladesh. Esta acción ha sido investigada por la ONU por posibles crímenes de genocidio.

El golpe militar en Birmania ha generado caos y ha impulsado la guerra insurgente que el país experimenta desde hace años, con la aparición de nuevas milicias y el aumento de ataques rebeldes que han debilitado al Ejército. Una de las operaciones más recientes, la Operación 1027 en octubre, se llevó a cabo en el estado de Shan y se extendió por gran parte del país, debilitando aún más las estructuras gubernamentales.

Website | + posts

Somos EL TESTIGO. Una forma diferente de saber lo que está pasando. Somos noticias, realidades, y todo lo que ocurre entre ambos.

Todo lo vemos, por eso vinimos aquí para contarlo.

Te puede interesar