Una forma diferente de saber lo que está pasando.

Miguel Ángel Ordóñez acusa ser objeto de persecución

El periodista español Miguel Ángel Ordóñez presentó una queja ante República Dominicana y alertó a las autoridades europeas debido a la decisión de la Novena Sala de la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional, la cual lo declaró en rebeldía. 

A través de un comunicado de prensa, el periodista explicó que no fue correctamente citado en su domicilio en España para responder a una querella interpuesta en su contra por los empresarios Jesús Barderas y Abraham Hazoury, después de la publicación en España de su libro Negocios de Bajos Vuelos.

En la obra se detallan aspectos relacionados con la concesión de los aeropuertos estatales a los empresarios, antecedentes de privatización, y presuntas tramas de corrupción en España en las que estarían involucrados.

A pesar de que el libro fue publicado en 2021, los empresarios esperaron más de un año para presentar una querella en los tribunales dominicanos por delitos relacionados con la expresión y difusión del pensamiento.

La jueza Milagros Mercedes Ramírez Cabrera, de la Novena Sala de la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional, ordenó que Ordóñez fuera citado correctamente en su domicilio en España y que cualquier audiencia sea tramitada a través del consulado.

Periodista denuncia agresión y detención ilegal de su padre por la Policía Nacional

Alegó que se llevó a cabo una vista el 20 de febrero sin que se le entregara la citación oficial para la audiencia, presidida por el juez interino Julián Antonio Vargas Luna.

Ordóñez mencionó que pese a la certificación del Consulado dominicano en Sevilla de que no fue correctamente citado, el juez a cargo "mintió" al decir que sí había sido notificado.

El periodista expresó su desconfianza en la imparcialidad del tribunal y criticó la manipulación de la justicia por parte de empresarios poderosos.

Sobre la querella

En la querella se solicita una condena de cárcel y una multa de 800 millones de pesos. Los empresarios piden que Ordóñez les pague un millón de euros a cada uno, y añaden argumentos de una nueva publicación del periodista.

El comunicador considera ridícula la demanda de los empresarios y piensa que estas acciones buscan intimidar a fuentes y colegas que investiguen sobre los métodos de ambos.

Es la primera vez que Ordóñez enfrenta una denuncia en sus 27 años de carrera periodística, que inició en la República Dominicana en 1995.

Website | + posts

Somos EL TESTIGO. Una forma diferente de saber lo que está pasando. Somos noticias, realidades, y todo lo que ocurre entre ambos.

Todo lo vemos, por eso vinimos aquí para contarlo.

Te puede interesar