Una forma diferente de saber lo que está pasando.

ONU solicita acelerar distribución de asistencia humanitaria en Gaza

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, solicitó este domingo a Israel que remueva los "obstáculos" que evitan que la ayuda llegue a la Franja de Gaza, la cual ha sido asediada y afectada por la escasez de alimentos después de más de cinco meses de guerra entre Israel y Hamás.

Los continuos bombardeos y enfrentamientos han impactado severamente al territorio palestino, dejando a la población al borde de la hambruna debido al bloqueo impuesto por Israel desde el inicio del conflicto con el movimiento islamista Hamás.

A pesar de la presión internacional, incluyendo la de Estados Unidos, principal aliado de Israel, no se han logrado avances significativos en el establecimiento de un alto el fuego.

En el terreno, los combates continúan cobrando vidas. En las últimas 24 horas, 84 personas más perdieron la vida en Gaza, según el Ministerio de Salud de este territorio gobernado por Hamás desde 2007.

Guterres, que se encontraba de visita en Egipto, país vecino de Gaza, afirmó este domingo que "Israel debe eliminar los últimos obstáculos" para permitir que la ayuda llegue al territorio palestino.

El líder de la ONU también solicitó un "alto el fuego humanitario inmediato" durante una conferencia de prensa en El Cairo junto al canciller egipcio, Sameh Shoukry.

"De un lado de la frontera vemos camiones humanitarios hasta donde alcanza la vista, del otro un desastre humanitario que empeora cada día", declaró Guterres.

Por otro lado, la agencia de la ONU para los refugiados palestinos (UNRWA) informó el domingo que Israel le impidió entregar ayuda en el norte de Gaza, donde el riesgo de una hambruna es mayor.

El día anterior, Guterres visitó el paso fronterizo de Rafah, cerca de Gaza. Este cruce terrestre entre Egipto y Rafah es el principal punto de entrada de ayuda humanitaria, aunque la asistencia llega de manera limitada a los 2.4 millones de habitantes de Gaza.

"Al observar a Gaza, casi parece que los cuatro jinetes [del Apocalipsis], la guerra, el hambre, la conquista y la muerte, estén galopando por ella", declaró Guterres.

"El mundo entero reconoce que ya es hora de silenciar las armas y garantizar un alto el fuego humanitario inmediato", agregó.

– Hospitales bajo asedio –

El conflicto se desató el 7 de octubre tras el ataque de Hamás en Israel, que resultó en aproximadamente 1,160 muertos, en su mayoría civiles, según datos israelíes recopilados por la AFP.

Los milicianos islamistas también retuvieron a 250 rehenes, de los cuales Israel estima que unos 130 siguen en Gaza, incluyendo 33 que se presume han fallecido.

El gobierno israelí enfrenta una creciente presión internacional para reducir sus bombardeos y detener su ofensiva terrestre en Gaza, la cual, según el Ministerio de Salud del territorio, ha provocado la muerte de 32,226 personas, la mayoría de ellas mujeres y niños.

La Media Luna Roja Palestina informó el domingo que el ejército israelí llevó a cabo operaciones en otros dos hospitales en Jan Yunis, al sur del enclave, además de la incursión en el hospital de Al Shifa en el norte.

Según el organismo, vehículos militares se acercaron a los hospitales de Nasser y Al Amal, mencionando también "intensos" bombardeos.

El ejército israelí confirmó haber realizado una operación en el barrio de Al Amal, pero negó haber ingresado a los centros médicos, alegando que los combatientes de Hamás utilizan esos lugares como bases de mando.

Más al oeste, en Rafah, Hasan Zanoun contemplaba con desolación los restos de su casa. "Mis hijos y yo dormíamos aquí", relató.

"Me sorprendió que no escucháramos el sonido de ningún cohete y de repente todo se derrumbó sobre nuestras cabezas, las bombas y los gritos", mencionó.

– "Profundas diferencias" –

Estados Unidos, Catar y Egipto están intentando mediar para lograr un nuevo alto el fuego que permita incrementar la asistencia humanitaria a la población de Gaza y liberar a los rehenes retenidos por Hamás.

El jefe de inteligencia de Estados Unidos, Bill Burns, y el director del Mosad israelí, David Barnea, salieron de Catar el sábado para informar a sus respectivos gobiernos sobre las últimas conversaciones, según una fuente cercana a las negociaciones que pidió permanecer en el anonimato.

Hamás mencionó a mediados de marzo que estaba dispuesto a una tregua de seis semanas, que incluiría la liberación de rehenes a cambio de palestinos encarcelados. Sin embargo, un alto miembro del movimiento señaló el sábado a la AFP que aún existen "profundas diferencias" para llegar a un acuerdo.

Uno de los puntos de conflicto es que Israel anunció su intención de lanzar una ofensiva en Rafah para lograr una victoria "total" sobre Hamás, a pesar de las advertencias de Estados Unidos.

En esta ciudad ubicada en el extremo sur de Gaza residen 1.5 millones de palestinos, la mayoría de ellos desplazados por la guerra.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, respondió el viernes que esperan realizar dicha ofensiva con o sin el respaldo de Estados Unidos.

Por su parte, el presidente francés, Emmanuel Macron, advirtió a Netanyahu que cualquier "traslado forzoso de población" sería considerado un "crimen de guerra".

Leer más

  • Los combates arrecian en Gaza y Guterres pide poner fin a la "pesadilla" de la guerra

  • El ministro de Defensa israelí viaja mañana a Estados Unidos por primera vez desde la guerra en Gaza

  • Una veintena de muertos en otro ataque a gente que esperaba un convoy humanitario en Gaza

Website | + posts

Somos EL TESTIGO. Una forma diferente de saber lo que está pasando. Somos noticias, realidades, y todo lo que ocurre entre ambos.

Todo lo vemos, por eso vinimos aquí para contarlo.

Te puede interesar