Una forma diferente de saber lo que está pasando.

AERODOM: Un vuelo de irregularidades – Parte 3

Para finalizar esta serie, vamos a la actualidad. En 2016, la multinacional francesa Vinci Airports decidió comprar la totalidad de acciones de AERODOM a LATIN AMERICAN AIRPORT HOLDINGS por una cifra indeterminada. Con esta transacción, se hizo un borrón y cuenta nueva para los antiguos socios, quedando impunes para la eternidad.

Pero esto no termina aquí; inesperadamente, Luis Abinader anunció a la ciudadanía que el estado ha renegociado el contrato de Aerodom a través del Ministro de Obras Públicas, Deligne Ascención. Se extenderán 30 años más a partir de los 7 años restantes que le quedaban. AERODOM deberá entregar inicialmente USD$755 millones de dólares, los cuales se recibirán en los próximos 6 meses y se invertirán en obras de infraestructura.

Sin embargo, al analizar la renovación del contrato, encontramos algunas de las mismas diabluras que el contrato original que se dio en 1999. La primera se encuentra en el artículo 12 sobre el equilibrio económico. Esta establece que si ellos no logran las proyecciones de ingresos que esperan tener, el estado tendría que compensarlos. Básicamente, un peaje sombra. La segunda se encuentra en el artículo 11 sobre las exoneraciones impositivas. ¿Recuerdan las mencionadas en la parte 2 de esta serie? Pues se repiten en esta historia. Parece que no aprendemos de los errores del pasado.

En resumen, esta renegociación se lleva a cabo de forma unilateral, sin licitación, sin el visto bueno y consenso de la sociedad, faltando 7 años para finalizar la misma, y 6 meses antes de unas elecciones generales. La verdad es que aquí hay gato entre macuto.

Website | + posts

Somos EL TESTIGO. Una forma diferente de saber lo que está pasando. Somos noticias, realidades, y todo lo que ocurre entre ambos.

Todo lo vemos, por eso vinimos aquí para contarlo.

Te puede interesar