Una forma diferente de saber lo que está pasando.

Aumenta el número de fallecidos en incidente de ataque en Moscú

Más de 60 personas perdieron la vida y alrededor de cien resultaron heridas el viernes en un ataque seguido de un incendio en una sala de conciertos en las afueras de Moscú, reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

El Comité de Investigación informó que más de 60 personas fallecieron en el ataque, y que lamentablemente el número de víctimas podría aumentar. El servicio de seguridad (FSB) inicialmente reportó 40 muertes en el complejo Crocus City Hall.

Las autoridades rusas desplegaron unidades especiales de la Guardia Nacional en el lugar del ataque para buscar a los responsables. Este suceso tuvo lugar en Krasnogorsk, un suburbio al noroeste de Moscú.

El presidente Vladimir Putin recibió informes sobre el ataque por parte del FSB, el Comité de Investigación y la Guardia Nacional, así como de los ministerios del Interior, Salud y Situaciones de Emergencias. Expresó su deseo de pronta recuperación para los heridos.

El Estado Islámico reivindica el ataque

El EI, que ha atacado a Rusia en varias ocasiones, se atribuyó el asalto en un comunicado en Telegram, explicando que sus combatientes atacaron una gran concentración en las afueras de la capital. Posteriormente, anunciaron que su comando regresó a salvo a su base.

El alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin, canceló todos los eventos públicos, deportivos y culturales durante el fin de semana en respuesta al ataque. Testigos reportaron ver el edificio en llamas y una densa humareda saliendo del techo.

En cuanto a las repercusiones internacionales, Estados Unidos, Venezuela, Brasil, México y la ONU, entre otros, expresaron sus condolencias y solidaridad. Francia, Italia y España también condenaron la agresión.

Ucrania niega cualquier implicación

Ucrania, involucrada en un conflicto militar con Rusia desde 2022, negó estar relacionada con el ataque. Un grupo de combatientes rusos antagubernamentales, la Legión de la Libertad de Rusia, con base en Ucrania, también negó su implicación.

Los servicios de inteligencia militar ucranianos acusaron al Kremlin y sus servicios especiales de estar detrás del ataque, mientras que el ex presidente ruso Dmitri Medvédev advirtió con represalias si se demostraba la implicación de líderes ucranianos en el atentado.

El Gobierno de EE.UU. había alertado previamente sobre posibles planes de extremistas para atacar grandes concentraciones en Moscú, incluyendo conciertos. Rusia ha sido objetivo de varios ataques, tanto de motivaciones políticas como de otros atribuidos a desequilibrados.

Website | + posts

Somos EL TESTIGO. Una forma diferente de saber lo que está pasando. Somos noticias, realidades, y todo lo que ocurre entre ambos.

Todo lo vemos, por eso vinimos aquí para contarlo.

Te puede interesar