Una forma diferente de saber lo que está pasando.

Cientos de personas se congregan para conmemorar la misa dominical del Domingo de Ramos

El Domingo de Ramos es un día de gran importancia para los seguidores de la religión cristiana. En la Zona Colonial, cientos de fieles se congregaron en la catedral de Nuestra Señora de la Encarnación para conmemorar la entrada de Jesús a Jerusalén, marcando así el comienzo de la Semana Santa.

Alrededor del mediodía, los creyentes comenzaron a llegar a la catedral, algunos recogiendo sus ramos de palma ofrecidos por la iglesia, mientras que otros los llevaban desde sus hogares. La ceremonia dio inicio puntual a las 12:00 p.m, con el arzobispo Francisco Ozoria bendiciendo las palmas con agua bendita. Tras una lectura inicial, los participantes ingresaron en procesión a la iglesia para continuar con la misa.

En su mensaje, el arzobispo Francisco Ozoria reflexionó sobre la modestia de Jesús al entrar en Jerusalén montado en un burrito, resaltando la importancia de la humildad en la vida de los seguidores de Cristo. Destacó la necesidad de seguir al Señor con sencillez y humildad en un mundo que tiende a incentivar la soberbia y la grandeza.

La Semana Santa es un periodo clave en la fe cristiana, recordando los últimos momentos de Jesús en la Tierra, incluyendo su pasión, muerte y resurrección. Esta celebración comenzó con el Domingo de Ramos y continuará con eventos como la Santa Cena del Señor, la pasión y muerte en Viernes Santo, y culminando con la resurrección en el Domingo de Resurrección.

La resurrección de Jesús es un acontecimiento fundamental en la doctrina cristiana, validando su divinidad y cumpliendo profecías del Antiguo Testamento. Por tanto, la Semana Santa es un momento de reflexión y celebración para los creyentes.

Website | + posts

Somos EL TESTIGO. Una forma diferente de saber lo que está pasando. Somos noticias, realidades, y todo lo que ocurre entre ambos.

Todo lo vemos, por eso vinimos aquí para contarlo.

Te puede interesar