Una forma diferente de saber lo que está pasando.

Dominicano admite su responsabilidad en el fallecimiento de un menor provocado por fentanilo

Artículo informativo

El esposo de la propietaria de una guardería en el distrito de El Bronx en Nueva York, donde un niño de ascendencia dominicana falleció por envenenamiento con fentanilo el año pasado, se declaró culpable de tres cargos federales el lunes.

Félix Herrera García, un individuo de 35 años, admitió su culpabilidad en conspiración para distribuir narcóticos, posesión de drogas que causó la muerte del niño y otra posesión que resultó en lesiones graves de tres niños más en la misma guardería.

  • Cada cargo conlleva una sentencia mínima obligatoria de 20 años de prisión y una máxima de cadena perpetua.

En el incidente, que ocurrió a mediados de septiembre de 2023, falleció el niño de 1 año, Nicholas Feliz Dominici, y otros tres niños -de edades entre 8 meses y 2 años- fueron hospitalizados y tratados con Narcan, un medicamento usado para revertir sobredosis, después de estar expuestos al fentanilo.

Según las autoridades, ese día Herrera García fue visto saliendo de la guardería con varias bolsas pesadas mientras los niños sufrían los efectos de ese opioide, que se considera hasta cincuenta veces más potente que la heroína.

El sospechoso huyó a México después del incidente y finalmente fue arrestado allí luego de una persecución que duró una semana.

El fentanilo estaba almacenado parcialmente en una trampilla bajo el suelo de la guardería y también se encontró otro kilo de esta droga debajo de las alfombras de juego de los niños, según la Policía de Nueva York, que descubrió una prensa para fabricar pastillas dentro del centro infantil.

La propietaria de la guardería y esposa de Herrera García, la dominicana Grei Méndez, retiró a su hijo de 2 años de su propia escuela para niños antes del incidente por temor a que mostrara signos de exposición al fentanilo, detallaron las autoridades encargadas de la investigación hace varios meses.

  • Las autoridades añadieron que Méndez nunca informó a la Policía sobre la exposición al fentanilo y no permitió que el niño regresara a la guardería, pero de todos modos mantuvo la guardería abierta.

La dueña del jardín de infancia enfrenta once cargos, que van desde asesinato y homicidio involuntario hasta causar lesiones graves y posesión de narcóticos.

Unas 107,500 personas murieron por sobredosis relacionadas con el fentanilo y otros opioides sintéticos en 2023, según datos del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU.

La cifra fue un 3 % menos que en 2022, pero el fentanilo sigue siendo una preocupación en el país, considerado una epidemia que causa más víctimas mortales cada año que el total de soldados estadounidenses caídos en las guerras de Vietnam, Afganistán e Irak juntas.

Website | + posts

Somos EL TESTIGO. Una forma diferente de saber lo que está pasando. Somos noticias, realidades, y todo lo que ocurre entre ambos.

Todo lo vemos, por eso vinimos aquí para contarlo.

Te puede interesar