Una forma diferente de saber lo que está pasando.

El año 2023 ha sido marcado por un aumento en los conflictos armados a nivel mundial, superando incluso a los registrados desde 1946.

Según un estudio del Instituto de Investigación para la Paz de Oslo (Prio), el año pasado se registraron un total de 59 conflictos bélicos en el mundo, de los cuales 28 tuvieron lugar en África.

El número de países afectados por un conflicto ha disminuido de 39 en 2022 a 34, y la cantidad de fallecidos en combate se redujo a aproximadamente 122,000, según datos recopilados por la Universidad de Uppsala en Suecia, en colaboración con organizaciones internacionales y ONGs.

Estas cifras, sin embargo, son las terceras más altas desde 1989, principalmente debido a eventos como la invasión rusa de Ucrania y el conflicto en Gaza entre Israel y Hamas.

Según la investigadora Siri Aas Rustad, del Prio, el nivel de violencia mundial no ha sido tan alto desde la Guerra Fría, y el aumento de conflictos se debe en parte a la expansión del Estado Islámico en Asia, África y Medio Oriente, así como a la participación creciente de actores no estatales como los yihadistas de Jama’at Nusrat al-Islam Wal-Muslimin en Malí.

Esta evolución en la complejidad de los conflictos dificulta el trabajo de organizaciones humanitarias y ONGs que buscan mejorar las condiciones de vida en zonas afectadas por la violencia armada.

Después de África, las regiones más afectadas por conflictos armados fueron Asia con 17, Oriente Medio con 10, Europa con 3 y las Américas con un único conflicto.

Si bien el número de muertos en combate disminuyó el año pasado, el total de los últimos tres años es el más alto de las últimas tres décadas.

Website | + posts

Somos EL TESTIGO. Una forma diferente de saber lo que está pasando. Somos noticias, realidades, y todo lo que ocurre entre ambos.

Todo lo vemos, por eso vinimos aquí para contarlo.

Te puede interesar