Una forma diferente de saber lo que está pasando.

Migrantes aguardan una decisión en centro de detención de Texas

En un centro de detención de Texas, migrantes recién llegados esperan por asilo o deportación mientras juegan vóley y básquet detrás de cercas reforzadas con alambre de púas.

Port Isabel, antigua base naval en Los Fresnos, cerca de la frontera con México, procesa a miles de migrantes de América Latina, África y Asia que han cruzado irregularmente.

Los detenidos son clasificados por el riesgo que representan a la seguridad nacional y pública, siendo enviados a celdas comunitarias antes de obtener un uniforme según su situación.

A pesar de las medidas implementadas por el presidente Biden para frenar el flujo de migrantes, este centro se mantiene cerca de su capacidad máxima, alojando a alrededor de mil personas.

Las instalaciones cuentan con áreas clínicas y recreativas, donde los detenidos pueden participar en actividades como clases de inglés, música, canto, guitarra y cortes de cabello entre otros.

Una vez procesados, los migrantes tienen la oportunidad de hacer una videollamada para exponer su solicitud de asilo, la cual puede ser negada o aceptada y llevada a instancias judiciales si hay apelación.

En última instancia, aquellos que reciben asilo deben ser liberados en un plazo máximo de 48 horas, mientras que quienes son deportados pueden solicitar el retorno a su país de origen.

El centro de detención brinda una variedad de servicios y actividades para amenizar la espera de los migrantes, incluyendo tiempo al aire libre, clases de idiomas o incluso la posibilidad de pintar murales en las instalaciones.

Website | + posts

Somos EL TESTIGO. Una forma diferente de saber lo que está pasando. Somos noticias, realidades, y todo lo que ocurre entre ambos.

Todo lo vemos, por eso vinimos aquí para contarlo.

Te puede interesar