Una forma diferente de saber lo que está pasando.

Intercambio de prisioneros entre Venezuela y Estados Unidos

En el análisis geopolítico de esta semana, destacó el significativo intercambio de prisioneros entre Venezuela y Estados Unidos, generando especial atención debido a la notoriedad de los individuos involucrados. En términos generales, se llevó a cabo un canje de 20 prisioneros vinculados a la oposición venezolana y 10 prisioneros estadounidenses en Venezuela. Entre estos últimos se encontraban los exsoldados Airán Berry y Luke Berman, detenidos por su participación en el fallido intento de golpe de Estado contra el gobierno de Nicolás Maduro en 2020, en el marco de la operación denominada Gedeon.

El intercambio también incluyó la extradición de Leonard Francis, ciudadano malasio fugitivo del gobierno de Estados Unidos y acusado de fraude al Departamento de Defensa en un controvertido caso de corrupción. Este acuerdo se llevó a cabo como parte del intercambio que involucró al destacado empresario colombiano Alex Nain Saab Morann, originario de Barranquilla, estrechamente vinculado a la cúpula venezolana y arrestado en Cabo Verde en ruta hacia una negociación petrolera en Irán en junio de 2020, representando al gobierno venezolano.

La controversia en torno al arresto de Saab radica en la supuesta inmunidad diplomática que poseía y las dudas sobre la vigencia de la notificación roja de Interpol al momento de su detención. Se le imputaron cargos de violar la ley Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA) junto a su socio Álvaro Pulido Vargas, así como el delito de lavado de activos en una acusación federal en el distrito sur de Florida.

La actitud de negociación adoptada por el gobierno de Joe Biden con Venezuela refleja una política de acercamiento y diálogo, en marcado contraste con la política exterior de Donald Trump. Este intercambio sigue al precedente del canje de los Narco-Sobrinos de la esposa de Nicolás Maduro en octubre de 2022 y ocurre dos meses después de que el Tesoro de Estados Unidos levantara las sanciones a los sectores petroleros y mineros venezolanos, vigentes desde 2019.

Analistas geopolíticos sugieren que tanto el levantamiento de sanciones como este intercambio son resultados de un acuerdo mayor entre Maduro y la administración Biden. Este acuerdo habría tomado vigor en marzo pasado, cuando Maduro purgó del gobierno al entonces ministro de petróleo y ex vicepresidente, Tareck El Aissami, figura clave vinculada a Irán y a la milicia shiita Hizbollah, considerada un objetivo de alto valor para las agencias de inteligencia y cumplimiento de ley estadounidenses en Venezuela debido a su estrecha relación con el narcotráfico y el terrorismo yihadista. La expulsión de El Aissami y sus allegados se percibe como el mayor gesto de buena fe y confianza en las negociaciones entre ambos estados, marcando un cambio significativo en la dinámica de la situación.

Website | + posts

Somos EL TESTIGO. Una forma diferente de saber lo que está pasando. Somos noticias, realidades, y todo lo que ocurre entre ambos.

Todo lo vemos, por eso vinimos aquí para contarlo.

Te puede interesar