Una forma diferente de saber lo que está pasando.

¿La educación universitaria contiene valores relacionados con ser un `influencer`?

En el último evento de entrega de los premios Goya de la Academia del Cine de España, Inés Hernand participó como presentadora en un programa de RTVE Play, el servicio de transmisión por internet de la radio y televisión pública de España.

Se generó controversia sobre su desempeño, ya que Hernand, siendo una influencer en redes sociales y no periodista, no cumplía con los estándares de calidad y neutralidad que el Consejo de Informativos de RTVE exige en su libro de estilo.

A pesar de la discusión sobre si los creadores de contenido pueden ejercer como periodistas, su habilidad para desempeñarse como publicistas es indiscutible. El marketing de influencia se ha convertido en una estrategia crucial en el sector publicitario, con una inversión de 79,1 millones de euros en 2023, lo que representa un aumento del 23,9 % respecto al año anterior.

Ante este panorama, surge la pregunta de si ser influencer es una profesión, qué necesitan aprender, si reciben formación y si las universidades están preparadas para instruir a este colectivo.

Un estudio realizado a 290 micro-influencers reveló que, a pesar de algunos contar con formación universitaria, no están capacitados para las labores específicas de la creación digital. Muchos expresaron su interés en mejorar su profesionalidad a través de la universidad, especialmente en áreas como el Marketing o la Publicidad.

¿Puede aprenderse a ser influencer en la universidad?

Las universidades se enfrentan al desafío de profesionalizar esta nueva figura en la industria publicitaria, un papel que tradicionalmente ha sido desarrollado por el sector a través de cursos propios. Los influencers necesitan comprender los fundamentos del marketing, familiarizarse con conceptos publicitarios y cumplir con normas éticas de la red social en la que operan.

Además, requieren habilidades de comunicación, trabajo en equipo y creatividad que se adquieren a través de la formación universitaria. Los esfuerzos de las universidades por adaptar sus planes de estudio incluyen asignaturas clásicas y digitales relacionadas con el marketing de influencia.

Ética profesional

Es crucial formar a los influencers para que puedan conectar de manera responsable con su audiencia, especialmente con los menores, quienes constituyen una de las audiencias más vulnerables y siguen de cerca los contenidos creados por estos prescriptores digitales.

Website | + posts

Somos EL TESTIGO. Una forma diferente de saber lo que está pasando. Somos noticias, realidades, y todo lo que ocurre entre ambos.

Todo lo vemos, por eso vinimos aquí para contarlo.

Te puede interesar