Una forma diferente de saber lo que está pasando.

Presuntos delincuentes dominicanos serán procesados en Estados Unidos por presunta estafa a personas de la tercera edad

Un grupo de dominicanos acusados de estafar a ancianos residentes en varios estados de los Estados Unidos, Miguel Ángel Vásquez y José Ismael Diloné Rodríguez, han decidido ir voluntariamente a ese país para enfrentar los cargos en su contra y no oponer resistencia a la extradición a través de la justicia dominicana.

Los acusados aseguraron ante los jueces de la Segunda Sala Penal de la Suprema Corte de Justicia que no se sintieron presionados por el Ministerio Público para tomar la decisión de enfrentar las acusaciones en Estados Unidos.

Hasta el momento, cinco de los sospechosos han sido arrestados en suelo dominicano en relación con este caso y han optado por irse voluntariamente. Los otros implicados son: Rafael Ambiorix Rodríguez Guzmán, Félix Samuel Reynoso Ventura y Juan Rafael Parra Arias. Se cree que otros seis están prófugos en República Dominicana.

Estos 11 dominicanos acusados de operar la red de estafas desde su país podrían enfrentar hasta 20 años de prisión por cada uno de los cargos presentados por el Departamento de Justicia en una corte de Nueva Jersey, en caso de ser hallados culpables.

Contra el grupo de dominicanos pesan 19 cargos, incluyendo conspiración de fraude postal y electrónico, fraude electrónico, fraude postal, conspiración para cometer lavado de dinero y lavado de dinero.

Modo de operación

Los acusados trabajaban en call centers registrados en la República Dominicana, desde donde se ponían en contacto con ancianos en Estados Unidos haciéndose pasar por familiares que necesitaban ayuda económica para situaciones ficticias, como accidentes automovilísticos. Sus víctimas eran ancianos de diversos estados, como Nueva Jersey, Nueva York, Pensilvania y Massachusetts.

Website | + posts

Somos EL TESTIGO. Una forma diferente de saber lo que está pasando. Somos noticias, realidades, y todo lo que ocurre entre ambos.

Todo lo vemos, por eso vinimos aquí para contarlo.

Te puede interesar